Related Posts with Thumbnails

10 diciembre 2016

Blusas hermosas







08 diciembre 2016

Trufas de coco sin azúcar añadido

Volvemos con las recetas sin azúcar,en esta ocasión unas Trufas de coco con leche condesada casera sin azúcar.Para que éstas Navidades no se quede nadie sin probar los tradicionales dulces de estas fechas. 

 Para preparar las trufas nos hace falta leche condensada sin azúcar,seguro que en el mercado existe alguna marca,pero esta vez la vamos ha preparar en casa con la mínima complicación. 

Primero que todo prepararemos la leche condensada de la siguiente forma.

Ingredientes 

200 gr de leche en polvo desnatada
 180 gr de agua
 15 gr de edulcorante líquido o a gusto

 Preparación 

 Ponemos la leche en polvo y el agua en el vaso de la thermomix. Programamos 10 minutos a velocidad 3, a 90º. Cuando termine añadimos el edulcorante, mezclamos unos segundos a la misma velocidad. Sacamos y dejamos enfriar un poco en un bol,no mucho por que espesa bastante. 

Si queremos de forma tradicional solo tenemos que seguir los mismos pasos, pero en una cazuela a fuego suave y sin dejar de remover hasta que espese. 

Ingredientes para la trufas

100 de leche condesada sin azúcar
 50 gr de coco rallado + para el rebozado 
Una pizca de ralladura de naranja o limón (opcional)

Preparación

Mezclamos el coco, la leche condensada y la ralladura si optamos poner hasta que esté todo bien incorporado. Dejamos enfriar en la nevera hasta que la masa este fría por completo. Formamos las trufas y las rebozamos con coco rallado. Una vez rebozadas las colocamos en cápsulas y dejamos en la nevera para que reposen. Mejor de un día para otro. 

Nota:
La cantidad del edulcorante puede variar según marca o si usamos edulcorante líquido o en polvo.Si veis que queda la masa muy blanda añadir un poco más de coco rallado.

Unas trufas deliciosos que no tienen nada que enviar a las elaboradas con azúcar

Fuente: Marrón-Glacé

06 diciembre 2016

Cómo realizar un gel antibacterial casero

Las necesidades de disponer de un gel antibacteriano se vuelven muy importantes porque nuestra manos están en contacto directo diariamente con sustancias químicas, microbios y muchos otros tipos de bacterias que pueden resultarnos perjudiciales para nuestra salud. 

Por esta razón, Vida Lúcida te proporciona información para que puedas realizarlo tú mismo. En el mercado puedes encontrar muchas opciones, y si bien no conllevan un peligro, consideramos que un gel antibacterial creado en tu propio hogar, puede contener ingredientes extras que le aporten beneficios saludables, además de la simple limpieza, como aromas, textura, menos impacto químico y demás beneficios para la piel. 

El gel desinfectante es recomendable para la higiene de las manos.

También te resultará facil de llevar contigo, evitando así, llevar tus manos sucias luego de tener contacto con barandales, manijas de puertas y otros objetos de la vía pública que pueden estar sucios.

La manera de aplicarlo es lo que lo vuelve práctico, ya que su secado es casi instantaneo y no requiere enjuagues, sólo basta con refregar tus manos entre sí. 

Los virus tienen un tiempo de duración en superficies duras como muebles o bancos de un día. En telas, pañuelos o papel, pueden vivir varias horas. Los virus, en nuestras manos tienen una vida de unos pocos minutos, pero si durante ese breve tiempo te llevas las manos a la nariz o a los ojos, puedes contraer la enfermedad. 

Elaboración del gel antibacterial casero.

Los ingredientes que vamos a utilizar son completamente naturales y no te serán difíciles de encontrar. Puedes encontrarlos tanto en tiendas naturales, como en farmacias o perfumerías especializadas donde vendan aceites esenciales. 

El elemento básico que no debe faltarnos es ante todo el aceite del árbol del té. La importancia del aceite del árbol del té es que es su poder anti-bacteriano, anti-microbiano y anti-viral. También este aceite hará que el gel pueda durar más tiempo 

Ingredientes para la elaboración del gel:
 Un dosificador.
Entre 7 y 10 cucharadas soperas de extracto de Aloe Vera
Aceite esencial de lavanda, unas entre 10 a 15 gotas.
De 15 a 20 gotas de aceite del árbol del té.
5 a 8 gotas de aceite esencial de eucalipto, o aceites esencial que tu dispongas para darle aroma.

Realización del gel antibacterial Se debe extraer la parte interna de las hojas del aloe vera, e incluirlo en un recipiente, luego de allí extraemos las cucharadas que necesitamos para la receta. 

Esto se añade en un recipiente donde posteriormente añadimos los aceites esenciales, de a uno.

Deberemos mezclar todas las sustancias y variar la cantidad de aceites esenciales para conseguir una consistencia más o menos líquida.

Fuente: Vida Lucida

03 diciembre 2016

Hermosa chaqueta

Que hermoso, quién se anima a tejerlo?






01 diciembre 2016

Cómo preparar hallacas vegetarianas (receta paso a paso + tips)

Sobre su hallaca vegetariana, la chef Valentina Inglessis comenta: “La historia de esta hallaca es que es el resultado de varios experimentos con otras hallacas en las que ensayé con gluten o con proteina de soya, champiñones, garbanzos, e incluso jugo de tamarindo en lugar de vino. pero la receta que te estoy enviando, es la ultima que desarrollé hace dos años y es con la que me quedo Sabe a navidad, es sabrosa, ligera y bastante gastrobotanica”. Aquí está la receta 

Ingredientes sofrito 

Cebolla 2,0 Kg 
ajoporro 1,5 Kg 
cebollín 600 g 
ajo 100 g 
pimentón rojo 1,5 Kg 
ají dulce rojo 400 g 
encurtidos en mostaza frasco pequeño 
salsa inglesa frasco 450 ml 
papelón 250 g 
vino Sagrada familia 600 ml 
canela en polvo c/n 
clavitos en polvo c/n 
aceite vegetal 1 lt 
comino c/n 
Caldo vegetal 

Ingredientes relleno 

Berenjenas 2,0 
kg calabacín 800 g 
vainitas 800 g 
zanahorias 600 g 
acelgas 2,0 kg 
coliflor 1,5 kg 
papas 1,5 kg 

Ingredientes adorno 

Pimentones rojos 1,5 kg 
cebollas pequeñas 600 g 
encurtidos 150 g 
alcaparras 100 g 
aceitunas rellenas 300 g 
mazorcas de maíz 1,5 kg 
cilantro en rama 250 g 
pasitas 200 g 
ají dulce rojo 350 g 

Ingredientes masa 

harina de maíz precocida 3,5 kg 
aceite 1/2 l. 
onoto 30 g 
papelón 150 g 

Elementos para armar 

 hilo pabilo 2 rollos 
hojas 6 kg tomar en cuenta que a veces se rompen 
caldo c/n 

Ingredientes caldo vegetal 

Zanahoria 150 g 
celery 100 g 
cebolla 150 g 
perejil 100 g 
ajoporro 100 g 
tomate 300 g 
tomillo 10 g 
laurel 10 g 

Preparación 

Primer día. Cortar, quitar la vena y limpiar las hojas, preparar el caldo vegetal 
Segundo día. Elaboración del guiso y armado de las hallacas. 

Caldo 

 Colocar los ingredientes del caldo en aproximadamente 10 litros de agua y dejar cocinar durante tres horas a fuego muy bajo, procurando apenas un hervor. Dejar enfriar y colar en un tamiz fino. Caldo, suele sobrar los cual es positivo pues puede utilizarlo para preparar sopas, salsas o cremas.  

Guiso 

Cortar en brunoise (trozos pequeñitos): cebolla, ajoporro, cebollín, ajo, pimentón, ají dulce. Marchitar en aceite (sin dejar dorar) la cebolla, ajoporro, cebollín y el ajo. Incorporar pimentón y ají dulce y seguir marchitando. En esta fase suele ser necesario bañar con algo de caldo para evitar que se dore.

Incorporar encurtidos picados, papelón rallado, vino y especias, dejar formar un guiso. Salpimentar.

Dejar cocinar aproximadamente 40 minutos, bañando con caldo vegetal 

Quitar la piel y cortar en cubos de 1,5 cm x 1 c, la berenjena. Sumergir los cubos en dos litros de agua salada en los cuales se ha disuelto ¼ de taza de sal. Tapar con un peso para evitar que entre aire. Dejar desamargar hora y media. Mientras tanto cocinar en agua salada las mazorcas de maíz y al enfriar desgranarlas 

Cortar los calabacines sin quitarle la piel, en cubos de 1 cm x 1 cm. 

Al desamargar la berenjena, lavarla y exprimirla e incorporarla al sofrito. Dejar cocinar 15 minutos e incorporar el calabacín y granos de maíz. cocinar 5 minutos, rectificar sabores, retirar del fuego y pasar a una bandeja para dejar enfriar bien. 


Vegetales 

El resto de los vegetales se trabaja por separado, blanqueándolos, lo que implica cocinarlos en abundante agua salada, hasta el punto que su color se intensifique y luego pasarlos a un baño de María invertido ( baño de agua con hielo ) para detener la cocción 

Las vainitas se cocinan enteras un tiempo aproximado de 6 minutos y luego de detener cocción se cortan en diagonal en trozos de 0,7 cm, descartando las puntas y bases. Las zanahorias se cortan es bastones de 4 cm x 1,5 cm y se blanquean tres minutos. El Coliflor se cocina la inflorescencia entera 5 minutos y luego de blanqueada se desgaja en pequeños ramilletes Las acelgas o espinacas se cocina 2 minutos, solo la hoja, el tallo puede usarse ese día tempurizados para disfrutarlos mientras se cocina y no tener que desecharlos. Luego la hoja se corta en trozos grandes. Las papas se cocinan 15 minutos o menos, que queden al dente, luego se pelan y cortan en cubos de 1,5cm x 1,5 cm. 

Adornos 

Cortar las cebollas en aros 

Asar el pimentón directamente sobre el fuego, dándole vueltas hasta que esté negro por todos lados. Colocarlo en una bolsa de plástico, y luego bajo el chorro de agua, pelar. Cortar en tiras delgadas.

Lavar las alcaparras y aceitunas y secarlas 

Cortar los encurtidos. 

Colocar en tazones separados cada uno de los ingredientes de los adornos. 

Masa 

Diluir el papelón en agua 
Cocinar el onoto en el aceite, pero sin dejar hervir pues se amarga. Colarlo. 

Para preparar la masa, primero se agrega suficiente caldo para cubrir la harina y se deja hidratar 20 minutos. Luego se va amasando incorporando alternadamente aceite onotado, caldo, papelón y sal al gusto. Acá es necesario acotar, que la masa queda ligeramente dulce, si no es de su agrado así, puede ponerle menos papelón. Similar observación para el aceite onotado, alguna personas les gusta la hallaca amarillo intenso otras pálido, en éste último caso, si pone poco aceite onotado, debe ver si es necesario agregar mantequilla o mas aceite para que la masa quede untuosa. La masa debe quedar bien amasada. 

Formar bolitas de 65 a 70 g y mantenerlas cubiertas con paño húmedo. 

Armado 

Untar las hojas con aceite onotado, fijándose que sea por el lado donde las nervaduras se notan menos. Estirar una bola por cada trozo de hoja. 

Colocar en el centro una porción de guiso. 

 Colocar en cada hallaca, tres bastones de zanahoria, 3 florecitas de coliflor, unas 8 rueditas de vainita, dos a tres trozos de papa y un poquito de acelga. Procurar que cada vegetal ocupe su propio espacio en la preparación. 

Adornar con dos aceitunas, 4 pasitas, dos alcaparras y dos aros de cebolla. 

Doblar y armar la hallaca, a la manera tradicional, poniéndola hoja doble y una faja. Amarrar.

Cocinar en agua salada hirviendo, durante 45 minutos. A esa agua en bueno colocarle algo de aceite para que la hoja de la hallaca luego de enfriar no se reseque y también es bueno “tapar “la olla con trozos de hoja de plátano. 

Al transcurrir los 45 minutos, sacar con cuidado y utilizando pinzas, una a una, las hallacas. Colocarlas en algún recipiente tipo cesta, bien paradas, unas con otras para dejarlas escurrir. 

Tips 

No. 1 Conservación. Una vez frías, las hallacas pueden refrigerarse. 

 No. 2 Guiso. El guiso suele ir soltando agua, debido al que calabacín se cocina por poco tiempo, es importantísimo ir escurriendo, para que esa agua no vaya al armado de la hallaca y la estropee. 

 No.3 Reciclaje de vegetales. Si sobran vegetales puede usarlos bien para decorar la hallaca cuando la sirva o si también sobra algo de guiso y masa, como suele ocurrir puede elaborar unos deliciosos bollitos.

Fuente: Esnobgourmet

*El rincón de las Manualidades de Siry* © 2008. Template by Dicas Blogger.

TOPO